Hamilton y una victoria que vale 28 puntos de ventaja en el Campeonato
17 septiembre, 2017
Hamilton se saluda con Bottas en el podio de Singapur. El inglés tiene ahora 28 puntos de ventaja sobre Vettel.

Hamilton se saluda con Bottas en el podio de Singapur. El inglés tiene ahora 28 puntos de ventaja sobre Vettel.

Suena el “God save the Queen” y en lo mas alto del podio, por sexagésima vez en su carrera deportiva, Lewis Hamilton mira hacia arriba. Muy católico él, ha de estar agradeciendo por esta tercera victoria consecutiva, obtenida en Singapur, cuando ayer decía no entender porqué el trazado de Marina Bay era tan complicado para los Mercedes Benz.

Aqui se ve como Vettel se cierra y no deja lugar a Verstappen, que llevará contra el paredón a Kimi, provocando el toque.

Aqui se ve como Vettel se cierra y no deja lugar a Verstappen, que llevará contra el paredón a Kimi, provocando el toque.

Faltaba saber que la lluvia contribuiría decididamente a un comienzo insólito. Es que de una fina llovizna, se pasó a un aguacero momento de la vuelta previa, y en esas condiciones en una largada con partida detenida algún incidente seguro traería. Es lo que pensé, al menos en ese momento. Y unos segundos después del apagón de los semáforos, el que largó mejor fue Raikkonen, quien pretendió colarse entre el muro y Verstappen, que emparejado con Vettel iba en busca de la primera curva. El alemán cerró su línea sobre el holandés que a su vez se movió hacia lo interno, dónde seguramente no imaginó que venía Kimi. El toque provocó un desastre, pues el finés terminó pegando contra Max y luego, duramente contra el alemán con la Ferrari de Kimi ya sin dirección y enfilando línea recta a jugar al bowling a la primera curva. Allí le pegó al pobre Alonso y al ya averiado Verstappen.

Detrás por unos metros la punta fue de Vettel, pero de su costado izquierdo manaba liquído refrigerante, del tanque averiado por el topetazo de Raikkonen. El líquido se fue a las ruedas y el trompo fue inevitable. De cualquier manera, no hubiera podido seguir. Consecuencia: Hamilton solito y al frente. De quinto a primero!

Tras pegar contra Verstappen, Kimi se incrusta en el lateral de Vettel.

Tras pegar contra Verstappen, Kimi se incrusta en el lateral de Vettel.

Ese fue el final, por mas que tuviéramos que esperar dos horas hasta la bandera a cuadros, que cayó por tiempo, en este Gran Premio de Singapur que significó la séptima victoria del año para el Campeón Mundial que ahora ha sacado 28 puntos sobre Vettel, cuando faltan seis carreras para finalizar la temporada. Ya van 38 veces que el inglés gana con un Mercedes Benz, marca que de paso consiguió su noveno triunfo del año, para ampliar también su liderazgo en el Mundial de Constructores.

“Que forma de dar vuelta la situación” (“What a turn of events”) respondió desde el auto y en su vuelta de honor, el ganador. Y sí, la carrera era para Ferrari o Red Bull, eso decían los tiempos de entrenamiento y clasificación, pero el trámite, especialmente en esos primeros 500 metros desde la grilla a la primera curva, le abrió la posibilidad de conseguir una victoria difícil de imaginar. No importó el Safety llamado a pista cuando Daniil Kvyat se incrustró contras las protecciones, agregando otro demérito a una lista que seguramente lo dejará sin butaca para 2018.

Hamilton hizo todo bien, luego de recibir el regalo, por supuesto. E incluso se quedó con el récord del circuito, 1.45″008, faltando dos giros para el final, en tanto administraba su ventaja sobre Ricciardo, quien nunca pudo pelearle, ya que cuando se acercó fue por como manejaba su carrera el ganador, a quien en un momento se le sugirió desde boxes “juntar a los de adelante“, supongo que para darle chance a Bottas, tercero, que llegara a batallar con el australiano por el segundo puesto, lo que no se dió. De cualquier manera, la sugerencia no le cayó bien a Lewis.

Carlos Sainz Jr. consiguió su mejor resultado en F1, con el cuarto puesto, tripulando el Toro Rosso.

Carlos Sainz Jr. consiguió su mejor resultado en F1, con el cuarto puesto, tripulando el Toro Rosso.

Carlos Sainz Jr. festejó su reciente contratación con Renault, consiguiendo su mejor resultado con el Toro Rosso, un cuarto lugar que premia su talento, con un auto -como tantos en la F1- generalmente sometido al papel de relleno. El hijo del “Matador” tiene solidez en su manejo y con los mismos motores que potencian a Red Bull tendrá mas chance de mostrar lo que vale, sobre todo teniendo en cuenta que a Toro Rosso estarán arribando los devaluados Honda.

El próximo Gran Premio será el de Malasia, el 1 de Octubre.

 

CLASIFICACION FINAL EN SINGAPUR

 

Be Sociable, Share!
Be Sociable, Share!

Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>