Sorpresivo triunfo de Justin Wilson en Texas
10 junio, 2012

El "cowboy británico" Justin Wilson dispara sus pistolas en el podio de Texas.

Una sorpresiva victoria del británico Justin Wilson, motivada por el roce con la pared exterior del que parecía seguro líder Graham Rahal en la penúltima vuelta, fue un buen cierre para la Firestone 550 de la IndyCar disputada en la noche del sábado en el Texas Motor Speedway.  Fue el primer triunfo en un óvalo del piloto del modesto equipo Dale Coyne Racing, que está aprovechando la igualdad de oportunidades que le brinda este año de nuevos chasis y motores.

La carrera fue movidita, con una buena dosis de adelantamientos y con gran trabajo de estrategia por parte de muchos de los equipos.  Los ajustes aerodinámicos determinados por la Organización para esta primera experiencia con los Dallara DW12 en un óvalo peraltado de milla y media dieron el resultado esperado de evitar el “pack racing” (carrera en grupo), pero no dejaron satisfecho a todo el mundo.

Sí hubo adelantamientos y competición emocionante, gracias a que los pilotos debían manejar sus monoplazas un poco “al filo de la navaja” en temas de adherencia y apoyo aerodinámico.  Gente como el Campeón Dario Franchitti lo pasó mal en estas condiciones, aunque hubo otros como su propio compañero Scott Dixon (133 vueltas líder) que iban muy fuerte y dando sensación de seguridad.  Al final las opiniones eran variadas, pero la mayoría de los pilotos coincidían en que “habían tenido que manejar su coche” en lugar de acelerar a fondo y girar a la izquierda en la cuatro esquinas del óvalo texano.  Ahora les tocaba levantar el pie derecho en las curvas y controlar el deslizamiento que en muchos casos fue calificado de “drifting a 4 ruedas” y eso a más de 300 km/h.

De hecho la carrera se decidió por problemas de adherencia, primero en el caso de Scott Dixon, que cuando parecía que iba a dominar las acciones casi de punta a punta, perdió la trasera de su coche y acabó contra el muro.  El segundo que tuvo un problema, de subviraje esta vez, fue Graham Rahal que se recostó contra la pared exterior cuando tenía la carrera prácticamente ganada a dos vueltas del final.

La otra incidencia que fue bastante decisiva para el resultado fue la penalización con un “drive thru” de Will Power, quien cuando había tomado la punta después del abandono de Dixon incurrió en una falta de “bloqueo” ante el ataque de Tony Kanaan que rompía su trompa en la acción.

Para que quede claro el tema de la adherencia y el apoyo aerodinámico, muchos pilotos comentaban que los autos iban bien con las gomas nuevas, pero a medida que éstas se degastaban las cosas se complicaban en la conducción.  La elección de los momentos del cambio de ruedas se convertía en vital en este aspecto, porque retrasarlo significaba perder muchos segundos en pista o jugarse la posibilidad de un golpe como les sucedió a muchos.

Como verán en el resultado final de la carrera al pie, Rahal finalmente consiguió llegar segundo con su monoplaza herido, seguido por un combativo Ryan Briscoe que se ganó a pulso su lugar en el podio.

Jimmy Hinchcliffe sumó nuevamente puntos gordos con un cuarto puesto meritorio, llegando a liderar algunas vueltas y quedando ahora

A.J. Foyt, icono texano, ejerció como "Grand Marshall" en la Firestone 550.

tercero del certamen de pilotos. Quinto quedaba  J.R. Hildebrand, seguido por Simon Pagenaud, ambos completando buenas actuaciones.

Will Power por su parte conseguía mantener la punta del Campeonato con su octavo puesto, precedido por su nervioso compañero Helio Castroneves que perdía una plaza en los puntos.

El hombre de la Pole, Alex Tagliani, lograba llegar noveno después de algunos problemas en sus paradas, mientras que James Jakes cerraba la lista de los diez primeros, completando la buena actuación del equipo de Dale Coyne.

Una de las anécdotas del día fue la actuación del gran texano A.J. Foyt, leyenda del automovilismo americano, como “Grand Marshall” encargado de dar la orden de poner en marcha los motores.  La original fórmula elegida por Foyt fue: “Boys and Girls start your engines!” (“Niños y niñas arranquen sus motores!”).

Y Sras. y Sres. esto sigue sin darnos un respiro porque la próxima semana la IndyCar Series vuelve al Norte, al Milwaukee Mile, otro óvalo, aunque este sin peralte.

= INDYCAR – Firestone 550 – Texas Motor Speedway – 228 vtas. =

1º- 18 – Justin Wilson (GBR/Dale Coyne Racing/Honda) – 1:59:02.0131

2º- 38 – Graham Rahal (USA/Chip Ganassi Racing/Honda) – + 03.9202

3º-   2 – Ryan Briscoe (AUS/Team Penske/Chevrolet) – + 05.8619

4º- 27 – James Hinchcliffe (CAN/Andretti Autosport/Chevrolet) – + 10.4511

5º-   4 – J.R. Hildebrand (USA/Panther Racing/Chevrolet) – + 18.7749

6º- 77 – Simon Pagenaud (FRA/Schmidt-Hamilton Msp./Honda) – + 21.3883

7º-   3 – Helio Castroneves (BRA/Team Penske/Chevrolet) – a 1 vta.

8º- 12 – Will Power (AUS/Team Penske/Chevrolet) – a 1 vta.

9º- 98 – Alex Tagliani (CAN/Bryan Herta AS/Honda) – a 1 vta.

10º – 19 – James Jakes (GBR/Dale Coyne Racing/Honda) – a 1 vta.

IndyCar – Posiciones Pilotos:

1º- Will Power (AUS/Team Penske) – 256 pts.

2º- Scott Dixon (NZL/Chip Ganassi Racing) – 220 pts.

3º- James Hinchcliffe (CAN/Andretti Autosport) – 208 pts.

4º- Helio Castroneves (BRA/Team Penske) – 203 pts.

5º- Simon Pagenaud (FRA/Schmidt-Hamilton Motorsport) – 199 pts.

6º- Dario Franchitti (SCO/Chip Ganassi Racing) – 192 pts.

DOSEFES

 

Be Sociable, Share!
Be Sociable, Share!

Comentarios

  1. NaBUru38 dijo:

    Las carreras empaquetadas de 2010 y 2011 eran emocionantes, pero demasiado peligrosas. Ésta fue bastante más segura, pero realmente entretenida. Los autos iban algo más lentos, pero colgadísimos en las curvas. Ahora sí ganan los pilotos. ¡Que vuelva Las Vegas!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>