Opinión: primera excepción a la regla
28 marzo, 2018

Excepcion

Ya me tienen harto con el “yo no la miro más, la Fórmula 1 es muy aburrida…” Con amigos o aficionados la frase se reitera y como fanático, me estoy dando cuenta que sólo soy eso cuando la defiendo, con pocos argumentos que cuando los tiro, me hunden cada vez más en una realidad que debo aceptar: yo también me aburro y eso que veo cada pequeño detalle con especial atención, como cuando repaso una historieta de Astérix para sacarle un poquito mas de jugo.

Esta primera carrera de la nueva temporada volvió a invitar al sueño, especialmente cuando comenzó después de las dos de la madrugada. Quedarse atento, sin cabecear, fue todo un esfuerzo, pues el espectáculo que se supone me movería del asiento con lo máximo del automovilismo mundial, no apareció.

Mercedes, pese a no ganar, mostró que tiene por lejos el mejor auto, y la victoria de Vettel se construyó a partir de la fortuna del Virtual Safety Car apareciendo en el momento justo. Por mas que analizo la supuesta “grandeza estratégica” del equipo del Cavallino, fue suerte, lisa y llanamente,  y eso decretó que no ganara el mejor auto pues Hamilton nunca pudo acercarse lo suficiente, ya que la turbulencia que dejaba la Ferrari con su paquete aerodinámico, convenció al Campeón que mejor 18 puntos en el bolsillo que nada, por arriesgar el sobrepaso en un circuito que invita a correr en fila india, como en el “cincha poroto, uno atrás del otro…” tradicional juego de mi niñez, allá por la prehistoria….

Si a Hamilton lo hubieran mantenido antes del recambio en modo “ataque” en vez de dosificarlo, habría tenido la suficiente ventaja como para que ni la suerte de Vettel pudiera con él. Hasta Toto Wolff admitió que Lewis iba “con algo guardado” y que en mis palabras por no ir mas fuerte, cuando bien pudo, terminó perdiendo la carrera.

Mercedes y Hamilton trituraron al resto en clasificación con una vuelta que algo especial le permitió. Será un botoncito extra el que genera el “party time”, será lo que será, pero casi siete décimas al segundo de la grilla fue un asesinato. ¿Que tiene el motor Mercedes? Lo que sea, no le está haciendo bien a la Fórmula 1, dónde la disparidad es muy evidente, y me refiero a Ferrari, porque el resto corre en una categoría paralela en la cual luchan por ser el mejor con motor Renault.

Sí, Red Bull, Mc Laren y el equipo oficial del Rombo, con seis muy destacados pilotos se rinden ante la evidencia de que otra vez los de Stuttgart están muy por delante, y los veo en camino al quinto año consecutivo de dominio absoluto,  y que la solución pasa por esperar al nuevo reglamento técnico de la categoría que procurará una paridad muy necesaria para elevar el espectáculo y el interés en el mismo.

¿Dónde estaría Hamilton con un Mc Laren? ¿Dónde estaría Alonso, o hasta Hulkenberg, con un Mercedes? Son carreras de autos y como siempre digo: Schumacher no habría sido siete veces Campeón tripulando un Minardi…

Encontrar una solución es lo que mas preocupa a Ross Brawn, el director técnico de la F1 a quien me imagino presionado por Liberty, la empresa dueña de los derechos comerciales, que hoy sabe que vende historia, que puede mejorar el marketing, ofrecer transmisiones por streaming, pero en promedio, un espectáculo -como carrera de autos- aburrido.

Sin embargo la pregunta sigue siendo: ¿Que es lo que motivó una audiencia televisiva de mas 350 millones de personas el año pasado? ¿Porqué estiman que crecerá un 10% este año?

Nuevos y gigantescos mercados que han ido creciendo, eso es cierto, mientras que en los tradicionales ha ido bajando, da un balance positivo, en tanto habemos muchos fanáticos estoicos -si a esta altura estás leyendo, aceptálo, sos uno de ellos- que seguimos al firme, esperando la emoción que por ejemplo tienen, por variaciones de sus ganadores la IndyCar o el MotoGP.

Ahora viene Bahrein y la expectativa de una buena carrera renace y si Mercedes nos la arruina, no será culpa de la marca. Los de la estrella quieren ganarlo todo y está perfecto. Vale la pena leer lo que Dieter Zetche, principal de Daimler publicó en Linkedin bajo el título ¿Is still Formula One relevant? (¿La F1 es todavía relevante?).  En unos pocos párrafos, Zetche, mientras confirma su ingreso a la Fórmula Electric,  analiza lo que para Mercedes significa la Fórmula 1 y es todo muy claro, aunque evidentemente no es la óptica de sus competidores en ella.

¿Quien quiere repartir y dar de nuevo cuando le tocan el 2 y el 4 de la muestra?

Nadie, pero allí empieza el problema con el público que sólo podrá ver de que manera se juega una mano que ese jugador no puede perder.

Es opinable, lo sé. ¿Que decís?

 

Be Sociable, Share!
Be Sociable, Share!