Probamos la Chevrolet Tracker LTZ +
15 mayo, 2018

Tracker 1

El de la nueva “Tracker” es uno de los dos lanzamientos mas recientes de Chevrolet en nuestro país y  nos llega desde la planta de San Luis de Potosí, en México. Recuerdo su lanzamiento, coincidente con el de su hermana mayor, la “Equinox”, en el cual quedó en segundo plano ante la absoluta novedad que representaba la SUV mas grande, segmento “C”, que vino a reemplazar a la “Captiva”.

Pero allí estaba la nueva Tracker con un  diseño muy renovado, en principio en dos versiones, LTZ, manual y automática, ambas con tracción delantera. Luego, a comienzos de año se agregó la LTZ Plus, justamente el modelo que ahora hemos probado, con tracción AWD, a demanda, es decir integral pero con selección inteligente de porcentaje de tracción de acuerdo a la exigencia del piso.

Tracker 2

Exteriormente no tiene un carácter súper espectacular, pero es muy agradable, compacta y robusta, con sus 4,24 metros de largo, 1,77 de ancho y 1.67 de altura. En esta LTZ Plus hay un poquito mas en despeje respecto al piso, respecto a las otras dos versiones,  con casi 17 centímetros. Viene con luces diurnas LED, al igual que para los faros traseros y destacan especialmente las llantas de 18 pulgadas y sus neumáticos 215/55.

El motor es interesante,  1.800 cc Turbo Ecotec, cuatro válvulas por cada uno de los cuatro cilindros, con inyección multipunto y una potencia máxima de 140 HP.  La caja (automática secuencial de seis marchas) da buenas respuestas en elasticidad y buen pique, con 178 Nm de torque, para acelerar a una SUV con un peso en orden de marcha de 1.500 kilos.

Para frenar, ABS con distribución electrónica de frenado ítem que comienza a introducirnos en el tema seguridad activa, con sistema de alerta de choque frontal mediante una alerta sonora que avisa cuando nos ponemos muy cerca del vehículo de adelante;  de punto ciego que detecta a todo vehículo que no entra en el rango de visión del conductor,  encendiendo una luz en el espejo retrovisor;  de cambio de carril,  a través de un sistema de cámaras en su parte inferior que le permiten avisar a través de un “bip” cuando nos salimos de la senda y el de tráfico de cruce trasero, que avisa que se acerca alguien a la Tracker desde un lateral cuando vas en marcha atrás. Para los ocupantes el destaque para los airbags frontales, laterales y de cortina, en total 6.

Tracker 3

El acceso a la Tracker y el arranque son sin llave, y destaca a primera vista el tapizado en cuero, con asiento para el conductor con regulación en altura y ajuste lumbar, eléctricos, y otros ítems como techo solar eléctrico, cámara de video trasera, encendido automático de luces con “sensor crepuscular” y cierre centralizado de puertas con comando a distancia. AC y computadora de a bordo, control de velocidad de crucero y  sensores de estacionamiento atrás.

El baúl tiene una capacidad de 305 litros que crece a 730 con el abatimiento de los asientos traseros. La rueda de auxilio va colocada debajo el baúl y es de 16 pulgadas, 205/70. Párrafo aparte para el sistema “My Link” de info-entretenimiento, con pantalla táctil de 7 pulgadas, que permite conectar el celular a través de Apple Car Play o Android Auto, para así acceder a todas las funciones del smartphone como hacer y recibir llamadas telefónicas con comando de voz, utilizar Google Maps o Spotify. Obviamente Radio AM-FM, Bluetooth, Aux In, USB y navegador GPS.

Interior

En cuanto al consumo no nos destacó ni para bien ni mal: 9 kilómetros por litro en ciudad y 14 en carretera, a 100-120 k.h.

A tener en cuenta: alarma antirrobo, apoyacabezas delanteros regulables en altura, aviso de cinturón de seguridad no colocado teniendo los delanteros la correspondiente regulación con pretensionador; fijación de asientos para niños con sistema Isofix; barras de protección laterales: columna de dirección colapsable: regulación interna de altura de los faros; antinieblas delanteros y traseros; tercera luz de Stop; chapón de protección para el cárter; levanta vidrios eléctricos adelante y atrás y espejos exteriores eléctricos calefaccionados.

En definitiva un SUV compacto, al que se le pone buena nota en base a su relación precio-prestaciones. A propósito, la versión probada cuesta U$S 37.890, con la mas económica, LTZ FWD Manual en muy interesantes U$S  29.990 y la Automática en U$S 32.790. En el andar, ágil para su porte en ciudad y dinámica, en ruta, dónde me gustó su comportamiento en curvas sin el rolido que sugiere su altura. Colaboran el control de tracción y estabilidad y una posición de manejo con altura como para un buen dominio de las situaciones al volante. Frena bien (discos adelante y atrás) y por ficha técnica se verifica un radio de giro de 11.2 m.

La garantía es de tres años o 100.000 kilómetros.

Be Sociable, Share!
Be Sociable, Share!