Probamos la nueva Renault Koleos que llegará en Mayo
29 enero, 2018

Slider

El noruego Alexander Vik, de 61 años, inauguró uno de sus emprendimientos de lujo en la Mansa de José Ignacio en 2015. Se llama “Bahía Vik” y es un conjunto de bungalows que tuvo como anticipo su restaurante  “La Susana”, junto a “La Huella” lo mas distinguido al pie de la playa.

Este multimillonario, en serio, se pudo dar el lujo de expresar en su momento: “Lo hicimos por amor a este país. Es que aquí la temporada es muy corta para ser un negocio para nadie. En Uruguay, la temporada dura un mes, y así es muy difícil que sea un buen negocio..”

Koleos 2

Pues allí nos convocó Renault, para mostrarnos el modelo que lanzará efectivamente al mercado en Mayo. Se trata del nuevo Renault Koleos que llega desde Corea, fabricado en la planta de Samsung Renault en Busan, y que pudimos probar, aprovechando varias unidades que Santa Rosa trajo desde Argentina, para un evento que convocó a la prensa especializada de nuestro país. Es directamente un producto diferente, más grande que el anterior con 4,67 metros de largo, es decir  15 centímetros más largo que su antecesor.

Esta “avant premiére” no aparejó mucha información respecto a gama y precios, aunque sí se nos expresó que habrá un modelo “top of the line” con 4 x 4 (el que probé) y otro 4 x 2, denominado “Zen”.

Respecto al Koleos anterior, éste es mas grande y pasa del segmento “C” al “D”, de alta gama, despegándose de otras opciones en SUV de la marca del Rombo, como Duster y Grand Captur (ésta lanzada acá en Noviembre). En el medio quedaría la “Kadjar” pero sabemos que no hay planes en el futuro mediato para su llegada a la región.

Koleos 2018

Renault lo define como “elegante y refinado” y no podría estar mas de acuerdo. En el frontal destaca el gran logo cromado sobre la parrilla negra, así como sus grupos ópticos Full LED, en forma de C.

Nos alternamos en la prueba con Pablo Ramos, Gte. Operacional del Grupo, y fue sobre una unidad  4 x 4 “Intens”, Full, que ofrece una imagen robusta, bien plantada sobre sus llantas diamantadas de 18 pulgadas.

A bordo, a destacar: seis airbags, frenos ABS con EBD, control de estabilidad, asistencia al arranque en pendiente, climatizador bizona, cámara para marcha atrás, sistema multimedia R-Link2 con pantalla de siete pulgadas, Apple Car Play y Android Auto,  alerta de punto ciego en el retrovisor, tapizado en cuero, techo panorámico, pantalla táctil de 8,7 pulgadas vertical y equipo de audio Bose y a destacar especialmente el sistema de asistencia al estacionamiento en cuatro direcciones.

Etacionamiento

Lo último merece un párrafo: es que la función de asistencia al estacionamiento sirve para aparcar y salir en paralelo, y para estacionarlo en diagonal o perpendicular. Esto se logra por medio de 12 sensores que detectan y miden el espacio disponible. El sistema comanda el giro automático de los neumáticos en tanto el conductor controla la velocidad de la Koleos con los pedales.

En cuanto a su mecánica, mantiene el mismo motor de la primera versión de la Koleos: 2.500 cc, 16 válvulas, capaz de 170 HP, con un torque de 226 Nm. y función “Eco” que hace que el motor se adapte a un régimen de consumo reducido, con sólo apretar el botón “Driving Eco”. La caja es la envidiable CVT, de siete marchas, pero en su versión evolucionada, la  XTronic, con posibilidad de modo “Sport” para accionar manualmente el selector de las siete marchas, ideal para aquellos a quienes nos gusta, mas que ocasionalmente, utilizar el freno-motor.

La tracción es integral, heredada de su hermana de la alianza, la Nissan XTrail. El modelo probado fue el “Intense” 4 x 4  que  cuenta con la posibilidad de 2WD, funcionando con tracción delantera o “4WD Auto” en la que el sistema evalúa las condiciones a través de la información de los sensores para calcular la distribución ideal del torque entre el tren delantero y el trasero. Hay un tercer modo, el “4WD Lock”, para conducción todo terreno, con tracción en las cuatro ruedas en forma permanente hasta velocidades de 40 k.h., con distribución entre los ejes de 50 y 50%. El despeje del piso es muy interesante con 21 centímetros.

Interior

En el interior, mas grande que en la Koleos I, mantiene dos filas de asientos y capacidad para cinco pasajeros y se nota la muy buena calidad de los materiales empleados. Tiene arranque por botón, rebatimiento de los asientos traseros en 60/40 a un toque, una guantera importante y una consola central climatizada de 7 litros, con función frío/calor.

La posición de manejo es muy cómoda, con ajustes eléctricos, incluyendo profundidad de la dirección.

Manejé desde “La Susana” (dónde luego disfrutaríamos de un gran almuerzo) hasta el puente circular rumbo a Garzón. Todo en buen piso y disfrutando del andar. No apabulla en velocidad, a cuenta de sus 1.600 kilos y hace -según catálogo- el 0 a 100 en 10 segundos, con una velocidad final de 200 k.h., pero no es para ello que su público la querrá. Elegante, suave en su anda, disfrutable y bastante insonora, con tecnología de punta como para competir en un segmento exigente.

Final

En Mayo podremos seguramente probar su capacidad off road y otros detalles que por ahora dejamos pendientes, como su precio, un tema súper importante para una marca que busca ser competitiva en un terreno que le ha sido ajeno, pero en el que intenta pisar fuerte.

 

 

Be Sociable, Share!
Be Sociable, Share!

Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>