Un rombo que salió redondito: Renault Clio IV
10 noviembre, 2014

Curiosamente, lo mas visible, incluso a distancia, del nuevo Clio IV es el rombo en el frontal,  que no fue históricamente el primer logotipo de Renault.

Fue en el 1900 cuando en una tipografía de corte barroco, la marca firmaba “LR, por Louis Renault, aquel jovencito de 21 que en 1899 terminó de fabricar, con un motor de triciclo, su primer automóvil. Aquel logotipo estaba encerrado por un óvalo rodeado de hojas de laurel, casi como un anticipo de las que se ganaría la marca en el futuro.

Fue recién en 1925 que apareció la figura geométrica del rombo que significó un diamante expresando el “deseo firme de la marca de proyectar una fuerte y consistente imagen corporativa”.

Y está bien que el Clio IV tenga al rombo tan destacado, a fin de cuentas –a mi criterio- es el modelo mas significativo desde que con el Twingo la empresa francesa reformuló el espacio interior del automóvil.

Renault por lo general se demora un poco en llegar a otros mercados con sus nuevos productos, aunque en Latinoamérica siempre debutan aquí primero,   por lo que tuvimos que esperar para conocer, en una de las mejores presentaciones de vehículos realizadas en Montevideo, al nuevo IV en el Hotel del Prado, hace pocas semanas.

Clio ya es una sub marca dentro de Renault, como que comenzó a fabricarse allá por 1990 y es conocido en todos lados, aunque los japoneses hayan entendido que era mejor llamarle “Lutecia”, antiguo nombre de la ciudad de París. Globalmente se han vendido mas de 12 millones de Clio’s.

Montevideo está llena de Clio’s de varias generaciones, pero éste de ahora, que tiene su origen en el prototipo “Dezir” del 2010 es otra cosa.

Acaso el rombo sea mas grande por el orgullo de haber obtenido un producto así para el segmento “B”. Con un toque de “Megane, el Clio IV produce ruido visual, como que los que ya ruedan, no pasan nunca desapercibidos.

Vale reseñar aquí lo que Laurent Van del Acker, director de diseño de Renault dice al respecto: “Clio representa la experiencia del flechazo al inicio de cualquier relación. Un vehículo joven, sexy, deportivo, con un sentido inédito para un día a día práctico….

Como explicar a un auto expresivo? Hay que comenzar por sus líneas y por algunas rotundas diferencias con sus antecesores, por ejemplo en un auto mas bajo, mas ancho y mas estilizado, con un largo de 4.05 que logra su mayor impacto visual en su version “Dynamique”, la del innovador motor de 900 cc Turbo, que en color rojo, con detalles cromados,  provoca a su paso las mismas miradas que Brad o Angelina, según quien lo mire.

 Algo hablaremos del “Dynamique” ( a un poco menos de 29.000 dólares) pues alguna vuelta dimos con él, pero probamos el que seguramente será el mas vendido, el Expression, con el motor 1.200 en un precio levemente superior a los 25.000.

Son tres las versiones, pues se agrega el básico, Authentique”por sobre los 23.000, y las tres son fabricadas en la ciudad de Bursa, acogedora ciudad turca que nos albergó durante el Mundial Juvenil Sub 20 del año pasado.

 

EL EQUIPAMIENTO DE SERIE

 

Para el “Expressión”, en su exterior, veamos: paragolpes delantero y trasero del color de la carrocería al igual que los retrovisores; alerón trasero; llantas de aleación de 16 pulgadas denominadas “Passion”.

En cuanto al interior: tapicería en negro y gris; tiradores de apertura delantera y trasera en cromado brillante y contorno de parlantes delanteros negros con inscripción Bas Reflex, sistema que mejora el rendimiento en la reproducción del sonida de baja frecuencia, los graves.

En seguridad, los ítems son comunes a las tres versiones del Clio IV: ABS con asistencia al frenaje de emergencia; limitador y regulador de velocidad; asistente de arranque en pendiente; sistema de control de trayectoria y de anti patinaje (ASR), aviso de olvido de enganche del cinturón de seguridad para los cinco disponibles; air bag lateral de cabeza y tórax para el conductor y pasajero delantero; fiación Isofx de cinturón para pasajero delantero y los dos laterales, atrás, el del centro con fijación en el techo y sistema antisubmarinado Fix4 Sure en todas las plazas. Esto último es lo que se produce en caso de choque frontal cuando el pasajero se desliza por debajo del cinturón. Renault, que con el Clio IV tiene la máxima puntuación -cinco estrellas- en seguridad en Europa, ha corregido esto bajando los anclajes del cinturón para asegurar que quede ajustado a la cadera. Otro ítem que importa es el cierre de las puertas a baja velocidad y el centralizado a distancia.

Como elementos a tener en cuenta para la conducción hay que mencionar la dirección asistida eléctrica con asistencia variable, el volante regulable tanto en profundidad como en altura, faros antiniebla, luces delanteras de día con Leds, faros halógenos de doble óptica, retrovisores exteriores eléctricos y limpiaparabrisas trasero de función  automática cuando utilizamos la marcha atrás.

  La computadora de a bordo provee consumo instantáneo, velocidad y consumo promedio, combustible utilizado, autonomía restante, distancia recorrida e indicador de cambio de velocidad.

Hablando de confort interior: obviamente aire acondicionado con climatización manual con conductos en las plazas traseras, reciclaje de aire y levanta vidrios eléctricos adelante.

El sistema multimedia (Media Nav) se compone de una pantalla de 7 pulgadas, táctil, con posibilidad de conexión telefónica, cuatro parlantes de 20W, USB y toma en la consola central. También hay toma de 12 Volts, iluminación controlada por la tarjeta de arranque o apertura/cierre de puerta.

 

LOS MOTORES DE LOS CLIO

Para el caso del Authentique o el Expression es el ya conocido cuatro cilindros con 1.149 cc, de 75 caballos con inyección multipunto secuencial. Acompaña una caja manual de cinco velocidades.

Para el caso del top of the line, el Dynamique, tenemos la planta impulsora de tres cilindros =primero de Renault en su historia- y 12 válvulas de 898 cc Turbo, denominado Energy TCe capaz de 90 caballos con un par máximo de 135 en comparación a 107 del motor 1.200.

En el Expression marcamos el cero a cien en 15 segundos, tres segundos mas que con el tres cilindros Turbo.

El 1.200 es el que ya conocimos en el Clio Mío, de buena respuesta, de prestaciones adecuadas, y una máxima de 165 k.h. El consumo es muy bueno, combinando ciudad y algo de carretera de 11 km. por litro para un auto liviano de sólo 1.000 kilos de peso.

Con el motor Turbo las reacciones son sumamente agiles, con un pique excelente y disfrutable en la cortita, como uno suele andar en Montevideo, ciudad dónde cada vez uno se cuestiona más para que autos de muchísima potencia y altos consumos, cuando en un mes –lo medí en la computadora de mi auto- el promedio de velocidad me resultó de 34 k.h.

A destacar en el tres cilindros el sistema Start-Stop y la recuperación de energía en el frenaje. El peso es de 10 kilos más y que estamos, otras diferencias que hacen al precio mayor del Dynamique: navegador Tom Tom, techo panorámico, volante de cuero, tapicería Mikado en negro y gris, encendido automático de luces y sensor de lluvia. Y tiene su función Eco Mode, que conectada apareja casi un auto diferente, ahorrativo por cierto, pero con prestaciones mas menguadas.

Además. reconocimiento vocal para el sistema multimedia y llantas de 17 pulgadas de excelente factura. El Expression viene con llantas 16 y el mas básico, el Authentique con 15.

Las tres versiones del Clio vienen con garantía de dos años o 50.000 kilómetros.

 

EN EL MANEJO DE AMBOS

 

No hay diferencias en dirección, frenos y suspensiones, por lo que ambos me resultaron muy eficientes, ideales para el tránsito urbano, aunque tengo que expresar mi preferencia por ese toque extra del motor tres cilindros Turbo especialmente notable en segunda y tercera marcha.

Muy buena calidad de materiales, interior sobrio y un panel de instrumentos muy bien resuelto -mejor que el del Megane- me dejaron una gran impresión de este Clio IV de toque casi juvenil frente a sus antecesores, siendo mas grande y espacioso, mas económico y moderno y que ofreciendo tres versiones, entre 23 y 29.000 dólares, cubre una buena porción del segmento.

La mejor señal, a pocas semanas del lanzamiento es que todos los que llegan se están vendiendo. Vale como percepción del mercado y como voto de aceptación para un Clio IV que bien orgulloso lleva, grande y al frente, a su histórico rombo, para un modelo que les salió redondo…

Be Sociable, Share!
Be Sociable, Share!

Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>