Servicio al Lector: probamos el nuevo Chevrolet Spark GT
15 julio, 2011

Los autos ciudadanos o “city cars” están de moda. Agiles para el tránsito, pequeños y de muy bajo consumo.

Lo de pequeños, en algunos casos sólo se aplica al exterior pues siguiendo la tendencia que un día marcó el Twingo, los hay muy espaciosos en su interior. Por ejemplo, el vehículo que hoy anima nuestro “Servicio al Lector”. Se trata del Chevrolet Spark GT, cuya habitabilidad es el primer punto de asombro. Quisieran algunas berlinas del segmento “B” un interior tan espacioso, especialmente generoso con el conductor que, increíblemente, goza de unos diez centímetros entre la cabeza y el techo, con una accesibilidad remarcable y, en definitiva una posición de manejo estupendamente lograda.

La historia del Spark comenzo cuando Daewoo, en la década de los noventa, adquirió los derechos del diseño de un prototipo que homenajeaba al legendario Fiat 500, diseñado por Italdesign al mando del famoso Giorgetto Giugiaro. Esa fue la base del Matiz que aquí conocimos y que luego evolucionó al Spark, ya como Chevrolet y a su actualización de hace unos pocos años y que en gran número podemos ver en las calles de Montevideo.

Ahora,  el Spark, fabricado en Corea,  recibe la sigla GT, un nuevo auto global de General Motors con bienvenidos cambios radicales en su exterior, agresivo y dinámico. Es un cuatro puertas, pero tiene tan bien disimulada la aperturas traseras que parece un dos puertas. Es un poco mas grande que el Spark anterior -que se sigue vendiendo- ya que el GT tiene 3.64 de largo, con 1.60 de ancho y 1.55 de altura, con una distancia entre ejes de 2.37.

Las líneas del Spark GT son muy agradables. Su precio es de 19.500 dólares.

Nuestro Spark, en un color muy promocional -algo así como un verde prácticamente fluorescente- fue una atracción visual para quien lo enfrentara en las calles de la ciudad. En par de oportunidades bajé del auto para preguntar como lo veían, cuando se apagaba el deslumbramiento y fue general: “lindo, no debe gastar nada, y ahhhh, tiene cinco puertas….y llantas de aleación…”

Lo del consumo se debe a un motor especial: 1.200 cc de cuatro cilindros, 16 válvulas DOHC con una potencia de 81 Hp y una caja de quinta. En comparación el GT ganó 20 Hp respecto al modelo anterior que tiene una planta impulsora de un litro y ocho válvulas.

Interesante pique cortito y luego de cero a cien en 11 segundos y 8 décimas, con una máxima de 160 k.h.  El consumo -cargué una vez- me dió -casi siempre en ciudad- como para unos 360 con 20 litros. Impresionante.

El interior del Spark GT asombra por lo espacioso.

En el interior fui tomando nota: volante regulable en altura; el aire acondicionado con controles del tipo digital; levanta vidrios eléctricos en las cuatro puertas; audio con seis parlantes para escuchar CD yMP3 y además entrada auxiliar y USB. Los espejos retrovisores externos son eléctricos y la ficha técnica los refiere como calefaccionados. Para anotar también: faros antiniebla adelante y atrás, alarma para obligar al uso del cinturón de seguridad del conductor, alarma antirobo y apertura del baúl y del tanque de nafta desde el interior.

El conductor dispone de un original tablero central, desprendido del frontal, dónde destaca el tacómetro digital.

No se puede pretender de un vehículo pequeño gran capacidad de baúl y el Spark GT no la tiene,  pero consecuencia de su amplio interior, atrás pueden caber tres personas. Justamente tiene tres apoyacabezas traseros.

Frena en muy buena forma, con ABS en las cuatro ruedas y en cuanto a la seguridad viene con doble air bag y barras de acero laterales en las puertas.

¿Como anda? Para quien quiere practicidad un auto ideal. Muy maniobrable, super ágil y con la ventaja de encontrar muy fácilmente un lugar de estacionamiento. Reitero lo del pique corto y a velocidad de crucero, 120 k.h. en carretera es firme, sin deriva alguna y el motor es bastante silencioso en tanto el rumor del viento, que en otros vehículos suele aturdir, en este caso es sólo eso, un rumor que acompaña el trayecto.

En definitiva, comparando en su segmento, este pequeñin bien vale su precio.

Be Sociable, Share!
Be Sociable, Share!

Comentarios

  1. Carlos dijo:

    Divino, el cochecito, y en ciudad debe tener un muy buen desempeño, pero asusta qué puede pasar en ruta: ¿Cuál tendría que ser la velocidad crucero, para no forzar el motor?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>